Click to Hide Notification

Click to Show Notification

Mesitas de noche

Mesitas de noche

Llega la hora de dormir y de acompañar a tu peque a la cama. La actividad disminuye, todo está en calma y está a punto de comenzar el ritual del sueño. Es uno de los momentos más especiales del día. Para tener a mano todo lo que necesitas para este ritual nocturno, una mesita de noche es un mueble auxiliar que siempre viene bien en un dormitorio infantil. Para poner una lamparita de mesa, para dejar el cuento o un libro, un vasito de agua…

Las mesitas de noche son de esos muebles auxiliares que nunca fallan y que siempre vienen bien. Pasa en los dormitorios de los mayores y también en el caso de las habitaciones infantiles. Más minimalistas, con solo un estante, con cajones, de diseños más románticos a juego con otros muebles infantiles… Las mesitas de noche te pueden dar mucho juego, no solo por su funcionalidad sino para complementar la decoración del dormitorio de tu peque.

Por qué incorporar una mesita de noche al dormitorio

El dormitorio de los más pequeños debe inducir por la noche a la calma y la tranquilidad. Y una luz tenue, una temperatura adecuada, un breve cuento y un dulce beso de buenas noches son esos detalles que harán que la hora de ir a la cama sea un agradable ritual para los peques.

En este sentido, una mesita de noche puede ser un mueble auxiliar de gran utilidad, para poder dejar el cuento para el día siguiente, un vasito de agua, el muñeco favorito de tu hijo y una lamparita de mesa que, con una iluminación muy suave, ayude a tu peque a conciliar el sueño.

La ventaja de un mueble auxiliar como es una mesita de noche es que ocupa poco espacio, pero te permite tener a mano todo aquello que necesitas y, según el modelo, si por ejemplo tiene cajones, te da la oportunidad de aprovechar todavía más el espacio para guardar cosas y despejar la habitación. Un espacio extra ninguna viene mal, ¿a qué no? 

Suscríbete a nuestra Newsletter
Y CONSIGUE UN 10% DE DESCUENTO
EN TU PRIMERA COMPRA